Se utiliza como una alternativa a la vía intravenosa que permite la infusión de fármacos y fluidos durante las emergencias pediátricas.